1º de febrero se declara día de júbilo – no laborable- para sector público y privado

En Gaceta Nº 6.284 Extraordinario de fecha 29/01/2017 fue publicado el Decreto Nº 2.705 de fecha 29/01/2017 donde se declara el 1º de febrero de 2017 como día de júbilo –no laborable- con el fin de que los venezolanos de todo el territorio nacional puedan rendir honores e incorporarse a las actividades de la conmemoración y eventos alusivos al Bicentenario del nacimiento del General Ezequiel Zamora.

Esta declaratoria aplicará para el sector público y privado de todo el país, tal como lo establece el artículo 1 de este decreto. Sin embargo, se excluyen de la aplicación de este decreto las actividades del sector público y privado que no puedan interrumpirse de conformidad con el artículo 85 del Decreto con Rango Valor y Fuerza de Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras y los artículos 17, 18 y 19 del Reglamento Parcial del referido Decreto ley.

El artículo 4 excluye de la aplicación de este Decreto a los trabajadores del sector público cuya actividad se vincule con el transporte de agua potable y los químicos necesarios para potabilizarla, el traslado y custodia de valores, alimentos, medicinas, insumos médicos, materiales de construcción destinados a la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), desechos, cosechas de rubros agrícolas de la Gran Misión Agro Venezuela, productos asociados a la actividad petrolera y estaciones de servicio de transporte terrestre, puertos y aeropuertos. De igual manera se excluye a los prestadores de servicio de todo el sistema de salud pública nacional.

También se exceptúan de la aplicación este Decreto el personal del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), el personal del Instituto Nacional de Estadística (INE) y el de la banca pública. Las máximas autoridades de estos organismos, podrán dictar normas especiales de implementación de lo dispuesto en este Decreto respecto a los trabajadores a su cargo, garantizando así la continuidad del proceso de recaudación tributaria y del levantamiento y disponibilidad de datos estadísticos económicos, así como la prestación del servicio bancario.

Es importante destacar que esta declaratoria no constituye un beneficio o derecho a favor del trabajador sobre los cuales recaen sus efectos, sino el requerimiento de no presentarse en sus puestos de trabajo durante el día establecido, por lo tanto, los trabajadores del sector público que presten servicios durante el día declarado no laborable, tendrán derecho al salario correspondiente a ese día como si se tratase de un día hábil, sin que puedan hacer exigible recargo alguno sobre el salario normal que corresponda a dicho día de trabajo, dado que se encuentran en las excepciones de los artículos 2, 3, 4 y 5. A los efectos de disfrute de vacaciones o permisos, el día declarado como no laboral según el presente Decreto será computado como día hábil laborable.

El presente Decreto entrará en vigencia a partir de su publicación.